Del narrowcasting al netcasting

Desde la aparición de la Web, la cara gráfica de Internet, la radiodifusión encontró un nuevo soporte para explorar sus posibilidades.

por Gisela Di Marco



La escena digital americana y, en particular, la argentina, han desestimado un campo de acción que se está convirtiendo en el fetiche de los europeos: la net.radio. Para ser exactos, en ninguna parte del mundo se ha llegado aún a vislumbrar la especificidad del concepto, pero en el viejo continente circulan una gran variedad de ideas y experimentos acerca del sonido en Internet
Net.radio es, no obstante, un término extraordinariamente inadecuado para el conjunto híbrido de tecnologías y estéticas novedosas que configuran la realidad actual del sonido en la red. Por un lado, existe una multitud de directorios de sonido on line, que se asemejan más a bases de datos que a una experiencia digital de radiofonía, y su discutible calidad no aporta mucho en sentido contrario. Por otro lado, si bien los live-streams (formatos de sonido de alta compresión que se reproducen a medida que se descargan) introducen una cierta calidad a la radio en la web, no es suficiente para acallar la crítica más radical: la radio digital carece del carácter esencial de la radiofonía, su democrática masividad.

En este sentido, se ha aplicado a las experiencias de radiodifusión on line la denominación de "narrowcasting", en oposición al término broadcasting con el que las naciones de habla inglesa se refieren a la prensa escrita y a las transmisiones por aire de radio y televisión. Con este neologismo, pretenden demostrar que la naturaleza elitista de la Internet actual, orientada a la personalización y a los mercados de nicho, es fundamentalmente incompatible con la esencia universalista de la radiodifusión.


Hacia un espacio propio: el netcasting.

Estas discusiones revelan que el nuevo espacio no está aún bien definido y que son más los interrogantes que genera que las respuestas que ofrece. Es necesario encontrar la naturaleza específica de la radiodifusión digital, para no configurarla solamente como una versión alternativa a la radiodifusión on air.

Londres ha sido especialmente activa en este nuevo campo de acción. Las experiencias están enfocadas principalmente al underground, y abarcan una gran cantidad de proyectos y productos culturales que circulan por los canales no oficiales, y que se han demostrado decisivos en la difusión de las tendencias musicales más recientes.

Uno de los popes de esta corriente es Heath Bunting, fundador del portal Irational, desde el cual se puede acceder a la plataforma Pirate Scanner. Se trata de una estación celular que rastrea las frecuencias de las radiotransmisiones "pirata" londinenses y las acerca a la comunidad global. Está vinculada con alrededor de 75 radios "pirata", activas principalmente en la noche y los fines de semana, especializadas en tipos de música muy específicos: desde los productos de la nueva cultura DJ digital hasta el reggae o el revival.

Ésta y otras experiencias similares sitúan a la radiodifusión digital en un espacio nuevo y propio, denominado netcasting. Fuera de la dicotomía broadcasting - narrowcasting, traslada el circuito underground local a la telaraña de la globalización, en un proceso de universalización que trasciende incluso los logros de la radiofonía tradicional.

En la misma línea, la comunidad artística ha comenzado ha experimentar con las posibilidades del medio, y ha integrado esa exploración en el contexto de especulación filosófica más general. Alimentada por los discursos de la ciencia, el arte y la filosofía, se intenta dilucidar las propiedades aparentemente monádicas del dato sensorial, pero con un interés especial en la convergencia entre formato y estética. Su objetivo es la integración de las pragmáticas de radiodifusión digital con los discursos especulativos sobre el arte, que con demasiada frecuencia tienden hacia la mistificación de lo abstracto.

Esta empresa está originando una nueva forma de performance colectiva en vivo, cuyas raíces se encuentran en experiencias estéticas y técnicas con tecnologías arcaicas.


Hacia la conformación de una comunidad virtual

El amplio espectro de productos de net.radio, que abarca desde las actividades independientes del aficionado y la radio "pirata", hasta las prácticas ya institucionalizadas de las emisoras comerciales y las instituciones políticas y artísticas, se está cuestionando su organización.

Con base en la idea de que el intercambio de experiencias permitiría el desarrollo y la difusión de métodos de organización y financiamiento, dos agrupaciones alemanas organizaron en 1998 el Primer Encuentro Internacional sobre Proyectos Experimentales de Radio en Internet, denominado Net.radio Days. Se trata de la agrupación Mikrov, abocada al desarrollo de culturas mediáticas en Berlín, en colaboración con Convex.tv, otro grupo local dedicado a la net.radio. Los miembros de más de 20 agrupaciones similares internacionales se reunieron on line en una transmisión ininterrumpida durante seis días. A estos se sumaron otras actividades como workshops, presentaciones y discusiones públicas, y parte del encuentro se transmitió también on air (a través de estaciones radiofónicas públicas). La intención era complementar los espacios radiofónicos tradicional y digital, y vislumbrar cómo debe ser la net.radio, cómo puede enriquecer a la radiofonía tradicional y cuáles son sus expectativas para el futuro.

Radioqualia, una interesante plataforma de net.radio de origen australiano, ha desarrollado un espacio múltiple de experimentación sonora: el proyecto Artician, que brinda a artistas y técnicos dedicados a la experimentación y manipulación del sonido, la oportunidad de difundir proyectos personales ya existentes y desarrollar nuevos trabajos. La intención es conformar un grupo participativo de "articians" que trabajen en proyectos colaborativos.

Radioqualia también ha abierto canales de distribución de sonido producidos de modo independiente, una experiencia que interrumpe la hegemonía de las industrias discográfica y editorial, devolviendo el poder a los usuario, en un lazo indisoluble entre idealismo y pragmática.


Referencias:
The Pirate Scanner, Londres, http://www.irational.org
Radioqualia, Sydney, http://www.radioqualia.net
Mikro e.v., Berlín, http://www.mikro.org
Convex.tv, Berlín, http://www.art-bag.net/convextv
otros proyectos: http://xchange.re-lab.net/urlf.html

 
Imprimir nota