BETA_TEST en la WWW

http://betatest.ubp.edu.ar: el registro de más de un año de producción y aprendizaje.

Por Gisela Di Marco

Cuando en septiembre pasado se cumplió un año del envío del número #0000 de Beta_test, emprendimos el obligado balance de lo que habíamos estado haciendo. En la mesa de redacción se convocaron memorias, imágenes y palabras que habían circulado en las primeras reuniones del grupo, allá por mediados de 2001, en busca del origen de lo que somos actualmente. Muchas de las reflexiones que allí se produjeron fueron volcadas con gran precisión en el número anterior por Gustavo Pablos [1]. Lo que quisiera destacar en esta ocasión es el efecto que este proceso reflexivo tuvo en el grupo: no tanto por entender el balance como una forma de justificar la propia identidad a los ojos de los demás, sino porque supuso el encuentro con verdades que nos sorprendieron a nosotros mismos.

Allí surgieron respuestas y razones de una innegable evidencia, que revisten de un nuevo significado a ciertos modos de hacer presentes en nuestro trabajo. Modos de hacer que muchas veces parecían simplemente darse de cierta forma, sin que nos detuviéramos a pensar demasiado al respecto.

Uno de los aspectos más sorprendentes fue el sentido que cobró para nosotros el desarrollo de nuestro sitio web. Un producto que teníamos a prueba desde hace tiempo, cuya creación en su momento respondió simplemente a necesidades de orden estructural del grupo, y que hoy adquiere una gran importancia como espacio de exploración y trabajo.

Cuando Beta_test era una iniciativa editorial aún sin nombre, que buscaba cristalizarse en un formato concreto dentro del espectro de posibilidades de los discursos digitales, nos planteamos una cuestión fundamental: ¿nuestra propuesta sería de lectura on line u off line? ¿O propondría una relación complementaria entre ambas modalidades?

Hubo un extenso debate, en el cual se privilegiaron problemáticas tales como la disponibilidad de recursos y servicios de conectividad, los hábitos de lectura y uso de las herramientas tecnológicas de nuestra comunidad, nuestras posibilidades de inserción y alcance reales, entre otras. Como resultado, acordamos en términos generales el formato actual: un e-zine distribuido vía e-mail que pudiera ser leído íntegramente off line.

Esta elección tuvo ciertas implicancias: en primer lugar, requiere que nuestro trabajo se consolide regularmente en unidades cerradas y autodefinidas; en segundo lugar, demanda una periodicidad lo más estricta posible; finalmente, supone la necesidad de prescindir de la imagen y sus posibilidades, así como también de todo recurso que exceda los parámetros aceptables en relación al tamaño de los archivos.

No obstante, la propia vida social del e-zine y las actividades que, como grupo, emprendimos a partir de los primeros números, impulsaron el proyecto de un sitio propio en la Web. Principalmente, por la necesidad de contar con una localización precisa, un espacio de referencia a partir del cual identificarnos, mostrarnos y entrar en relación con diferentes colectivos. Asimismo, los lectores que se fueron incorporando paulatinamente a lo largo de este año de producción impusieron la demanda de un archivo donde consultar los números anteriores.

Sin embargo, la simple actividad de reunir el material producido hasta ahora, y visualizarlo en conjunto, nos dio la pauta de que el sitio comporta un significado mayor a su funcionalidad a nivel práctico: es un registro de la experiencia procesual de esta suerte de laboratorio que es Beta_test, tal como lo describe Gustavo Pablos: "un espacio donde ensayamos cómo hacer una revista virtual (...), mientras que además ensayamos el modo de acercarnos a, y de pensar y escribir sobre, determinados fenómenos de la cultura contemporánea" [2]. Allí están las huellas de más de un año de trabajo insertos en la comunidad, con sus vaivenes y transformaciones, siguiendo los cuales puede reconstruirse el proceso de evolución de la propuesta.

En la presencia simultánea de los textos producidos, también aparece una dimensión sincrónica de los mismos: puede vislumbrarse una serie de cruces temáticos, una suerte de red de pensamientos, sobre la que se inscribe una ruptura de la linealidad cronológica determinada por el modo de producción y lectura por ediciones de Beta_test, disparando nuevos sentidos en todas direcciones.

Como toda realización en la que convergen múltiples medios y soportes, la existencia del sitio también provocó cambios en la producción de cada nueva edición. Especialmente en los últimos envíos, se puede observar como el desarrollo diacrónico se enriquece con referencias constantes a textos anteriores, reconociendo e insertando la historia de la publicación en la dinámica hipertextual de la Web. Y aún hay mucho por hacer para encontrar la especificidad del discurso digital y hacer crecer en profundidad a cada uno de los textos en particular.

Una vez nos reunieron las ganas de comunicarnos y tener un "sitio" propio en el ciberespacio; pensando que quizás nadie nos visitaría, decidimos salir directamente al encuentro de la gente. Tiempo después, y casi casualmente, hicimos un sitio web para unas pocas personas (un jurado, específicamente). Y hoy se abre todo un espectro de alternativas para seguir trabajando en esta dirección, que incluye, entre otras, la posibilidad de articular una versión impresa de Beta_test, un proyecto que ha encontrado más respuestas e intereses de lo que esperábamos, y hoy está muy cerca de concretarse (y que responde a un deseo impulsado por cierta nostalgia por la perdurabilidad y encanto del papel, heredada de nuestra formación como lectores y escritores, anterior a pantallas y redes).

Lo que queremos destacar es esta singular relación que tenemos con el crecimiento del Beta. Es cierto que cada semana leemos, investigamos, discutimos las posibilidades y tomamos las decisiones que hasta ahora han guiado la actividad del grupo; pero hemos descubierto que, como padres primerizos, en realidad estamos aprendiendo más a medida que hacemos (y reflexionamos sobre lo que hacemos). Y si avanzamos es porque cada paso que damos es un encuentro con el siguiente, y el recorrido, en cierto modo, se va dibujando solo. Esperamos nos acompañen en la exploración de estas posibilidades, ya que nuestro encuentro con nuevos modos de escribir implicará el desarrollo de nuevos modos de leernos para nuestros lectores.

Notas

[1] Gustavo Pablos, "Los motivos de Beta_test", Beta_test #0008, Octubre de 2002.
[2] Ídem.

 

 
Imprimir nota