LLAMANDO DESDE BAGDAD [1]

Hay docenas de periodistas y cámaras de TV en la capital iraquí. Sin embargo, el relato más vívido de la escalada de la guerra y el comienzo del bombardeo ha aparecido en Internet: en el weblog de un desconocido escritor iraquí, bajo el nombre de "Portapaz de Salam". Pero, ¿quién es él?

Por Leo Hickman
Traducción y adaptación: Gustavo Crembil

Un hombre de clase media de 29 años, desde algún lugar de los suburbios de la capital iraquí, se ha vuelto una de las historias más intrigantes de Internet. Conocido simplemente como Salam Pax, su diario online ha atraído a una multitud de usuarios de la web con sus agudas observaciones durante seis tumultuosos meses de la cercada nación iraquí, que han incluido una elección presidencial, otra resolución más -a pesar de todo- de la ONU, sus consiguientes inspectores del armas y, por supuesto, la cercanía de la guerra.

A medida que la posibilidad del conflicto se intensificaba, cada vez más personas fueron atraídas -a través del e-mails fowardeados, weblogs, o message boards- por las convincentes meditaciones de quien parecía ser un hombre joven y educado, si no cínico, de Bagdad a la espera de la guerra. Su diario, misteriosamente titulado ¿Dónde esta Raed? [Where is Raed?], ha registrado, con humor y elocuentes detalles, las ansiedades de los ciudadanos sitiados de la capital iraquí mientras esperaban el ataque -su urgencia por encintar las ventanas, el acopio de comestibles, el aumento en las calles de la presencia amenazante de los oficiales del partido Ba'ath. Este último viernes, cuando los B-52 norteamericanos finalmente arribaron a Bagdad, el sitio web se convirtió en el diario-web más linkeado de Internet mientras los visitantes, temerosos por su seguridad [la de Salam], ávidamente esperaban su próximo posteo. Al cierre de esta edición, Salam no había vuelto a postear desde el viernes pasado.

Pero, ¿existe él realmente? Ésta ha sido una de las preguntas más populares y debatidas en Internet por varias semanas. Lo que ha preocupado a muchos de los visitantes al sitio es la cuestión de si Pax es quien dice ser. Los usuarios de Internet, que nunca han sido los últimos en despreciar una teoría conspirativa, se han preguntado si es un iraquí común de un suburbio de Bagdad, como él vehementemente dice ser, y lo han denunciado salvajemente de ser desde un agente de la Mossad hasta el intento de un secuaz de Saddam de bombeardear [pumping out] desinformación a las masas crédulas.

Para empezar, está el misterio de su críptico nombre. No toma mucho darse cuenta de que "Salam Pax" es un simple juego de palabras que significa "paz" y "paz" en árabe y latín respectivamente. Este motivo en espejo se refleja en la dirección del sitio web, http://www.dear_raed.blogspot.com/ [2], con sus palindrómicos "Dear" y "Raed". También ha habido mucho parloteo [chatter] sobre la verdadera identidad del epónimo "Raed" del título del sitio, ¿Dónde está Raed?. ¿Es "Raed" un eufemismo para un familiar en problemas con las autoridades iraquíes? ¿O es el amante gay de Salam? La especulación ha sido algo muy común. ¿Pero él no estará, comprensiblemente, sólo protegiendo su identidad?

Pero los incrédulos parecen ignorar la más clara evidencia de que Salam es quien dice ser -el detalle de su vida cotidiana. Aquéllos que conocen bien Bagdad, y que han leído el diario minuciosamente, dicen que no hay ninguna duda de que, quienquiera que sea que lo esté escribiendo, es actualmente un residente de la capital iraquí. El autor puede mostrar cierta evidencia de haber pasado algún tiempo en Occidente (posiblemente en Inglaterra, aunque usa algunos americanismos) por su cínico sentido del humor y su amor por las canciones de David Bowie, pero las pilas y pilas de detalles fascinantes sobre la vida doméstica y callejera de Bagdad son muy convincentes. Después de todo, por qué lo inventaría todo, sobre todo por el largo período [que pasó] antes de que se convirtiera en el fenómeno de Internet que es hoy. Como dijo el propio Salam el viernes pasado: "Por favor dejen de enviar e-mails preguntando si yo soy real. ¿No lo creen? Entonces no lo lean. Yo no soy la estratagema de propaganda de nadie. Bueno, excepto la mía propia".

Notas

[1] Publicado en el periódico británico The Guardian, el lunes 24 de marzo de 2003. La versión original en inglés está disponible en http://www.guardian.co.uk/Iraq/Story/0,2763,920542,00.html.

[2] Al cierre de esta edición el diario de Salam no era accesible desde su ubicación original (http://www.dear_raed.blogspot.com), pero está disponible parcialmente en el website del periódico The Guardian [http://www.guardian.co.uk/Iraq/Story/0,2763,920573,00.html].

 
Imprimir nota